Copa de España: A los que tienen la intención de pitar y a las élites

Por circunstancias de la vida he tenido la oportunidad de vivir en diferentes países y culturas y viajar bastante. Una de las cuestiones que siempre me ha emocionado, fuera donde fuera, era escuchar el himno del país o el respeto a la bandera del lugar en el que estuviera. Me ha dado igual que fuera Els Segadors en Catalunya, la ikurriña en Euskal Herría (además de que tengo ascendencia vasca y catalana -y de otras muchas -soy una buena “mestiza”), el himno de Estados Unidos (quizás el que más haya escuchado por haber pasado un año, con una beca-lectorado tras acabar la universidad, jugaba en un equipo de boleyball -como reserva- y lo escuchaba en cada partido!) o el del país, nación o cultura que en ese momento tocara. Por supuesto, ni qué decir, que aunque todos me emocionan, cómo mis símbolos, ninguno. Ya sé que está mal visto pero yo me siento muy orgullosa de España, de ser española, de mi tierra y de mi gente.

Las banderas con las que me identifico son, por un lado el “pendón castellano” y por otro la bicolor (roja, gualda, gualda y roja) sin escudos (debe de ser que soy una republicana rara). El escudo representa una monarquía, bajo mi punto de vista, anacrónica y tan alejada de lo que debería de ser un “referente”, que me da rabia que “manche” mi bandera. Sólo representa a unos señores a quienes sólo les preocupa seguir viviendo a costa de los demás y defender los peores valores que podrían defender: hipocresía, nepotismo, falta de sentido del bien común… Esos sí que se merecen una pitada pero, sinceramente, sería ponernos a su nivel. “Mi bandera” me representa a mí y a mi pueblo, el escudo, por desgracia, no.

Y, en cuanto a “mi himno”, ya sé que no es el más bonito, ni el más … más … pero es el mío y cada vez que suena algo resuena en mí.

Seguramente me emocionan todos porque simbolizan la historia de un pueblo y un pueblo que en esos momentos me acoge o que ha conseguido algo a través de su esfuerzo. A través de ese símbolo me hermano con ellos y me lleva al mío, a mí patria chica, a mis horizontes castellanos, a las brillantes noches de castilla o a nuestros trigales y a mi patria grande, España, multilingüe, multicultural, diversa, vonciglera, quejica, envidiosa, inmadura y con todos los complejos que queramos pero también grande en creatividad, ilusión, trabajadora como ninguna cuando estamos convencidos, solidarios … capaces de las hazañas más mezquinas y las más grandes (al igual que todos! todos somos humanos).

Esos símbolos no representan a políticos o élites, sólo interesadas en preservar un estatus-quo hoy obsoleto y claramente tóxico para una gran mayoría. Representan el esfuerzo y trabajo de esa mayoría que somos quienes realmente escribimos la historia.

Por eso, a los que tenéis intención de pitar al himno de España, de muchos que lo sentimos como nuestro, os respeto pero no comparto vuestra forma de expresar vuestro descontento porque también nos estais pitando a una gran mayoría que estamos trabajando para mejorar (muchos sobreviviendo como pueden), a pesar de todas las trabas con las que nos encontramos.

Y a las élites que vayan al partido, les diría que dejen de tirar balones fuera y de culpar a “España” de su propio mal-hacer económico o al “cabeza de turco” de turno. Dejen de tergiversar cifras y de dar datos falsos. Su corrupción, su mala gestión, es lo que nos ha traído a la situación que tenemos, seamos (o nos sintamos) vascos, catalanes o españoles o …. Ustedes que en vez de trabajar para llegar una meritocracia, el único mérito que tienen es haber nacido en una familia determinada y, en vez de aprovechar esa oportunidad para crear prosperidad, se han aprovechado de ella para su propio beneficio.

Todos somos responsables, por acción u omisión de la situación en la que nos encontramos (por supuesto unos más que otros) y si queremos salir de esta, deberíamos comenzar a trabajar unidos para ello, porque sino vamos a ir de mal en peor y vamos a salir de la crisis cuando a las ranas les crezcan pelos.

Anuncios

6 Respuestas a “Copa de España: A los que tienen la intención de pitar y a las élites

  1. 100% contigo pero me gustaría añadir, como dice Carlos Goñi en una canción que ahora no recuerdo el título, “la única bandera que reconozco es la sábana que cubre del cuerpo de mi mujer”.
    Un abrazo

  2. Pero de nada sirve que digas que «dejen de tirar balones fuera y de culpar a “España” de su propio mal-hacer económico o al “cabeza de turco” de turno. Dejen de tergiversar cifras y de dar datos falsos.» si no aportas argumentos. Yo te los acerco.

    La distribución económica del Estado español (no me gusta decir ‘España’, seré un raro), conocida como Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) no es la misma para todos. En 1986, el Ministro de Hacienda Josep Borrell (PSOE), que además es catalán, hizo una regulación fiscal porque Catalunya, Baleares y Valencia habían logrado la reconversión industrial que necesitaban, aún teniendo una gran cantidad de industrias. Así que optó por modificar “un poquito” la LOFCA, para poder sacarles partido y así beneficiar al resto del Estado que más lo necesitaba. Esto no es nada fuera de lo normal, y se entiende que un estado no centralizado se organice económicamente como lo cree conveniente.

    Sin embargo, el porcentaje del PIB del déficit fiscal de estas tres comunidades fue creciendo. Llamémosle fallo en la ecuación, mala intención, o pura suerte para el Estado central. Sea como sea, no hay intención de cambiarlo por mucho que los catalanes hagan esfuerzos de negociación. Estamos hablando de variaciones entre un 8 y un 10% del PIB en concepto de déficit: es decir, un dinero que no se nos devuelve en forma de ningún servicio ni inversión de ningún tipo. Habiendo 7 millones de catalanes, y sabiendo que este porcentaje representa18 mil millones de euros, cada catalán, a proporción, desde el que nace hasta el más mayor, está regalando (pagando) 2.500 euros anuales al Estado.

    Esta cifra la podemos comparar con el plan ecónomico más bestia de la historia de la humanidad, cuando Barack Obama, en los comicios de la crisis, hizo que cada norteamericano pagase, sólo una vez en la vida, 2.300 dólares para salir de la crisis. Nosotros, los catalanes, estamos pagando un poco más y cada año, sin haber estado en crisis. Ahora que hay crisis nos duele no haber tenido los anteriores, y nos duele no tenerlos ahora: son fruto de un esfuerzo colectivo. Esta cifra, si la valoramos en una familia media de 4 personas, supone 10.000 euros por familia cada año, es decir, que una familia de 4 personas regala un vehículo cada año al Estado.

    En el 96, el President Pujol hizo un pacto con el PP de Aznar, en el que, entre otras cosas, se pactó un nuevo financiamiento, que en aquél momento fue de 250 millones de euros para Catalunya, sin tener en cuenta el incremento de habitantes por año. Vinieron 1 millón de inmigrantes en Catalunya. Con ese pacto no se consiguió nada -aunque entonces el 8% del PIB era menos dinero-. En 2009 el tripartito (Castells) pactó una nueva financiación con su gobierno homólogo en Madrid (ZP) y logró 2.100 millones de euros anuales, incrementando hasta 3.900 millones hasta 2013. Recordemos que es un porcentaje bajo hasta llegar a los 18 mil millones.

    Pues bien, en las Islas Baleares, el PIB del déficit fiscal es de un 14%, y en Valencia es de un 10-11%. Es importante recordar que en el Estado español es de los pocos países que se imponga una aportación tan elevada al Estado central. En Alemania, por ejemplo, los lands más ricos benefician los lands más pobres, sólo por un período limitado, y la aportación nunca debe sobrepasar el 4%. Debido a la crisis, se debatió mucho si este 4% debía bajar hasta un 2,5% (no recuerdo muy bien hasta donde dijeron, creo 2,5%). Y se debatió en la UE que se debía poner un límite del 3,5% en todos los Estados miembros. Al final quedó en nada.

    Pero las cosas no terminan aquí. En el 2005 se aprobó un nuevo Estatut democráticamente y por mayoría absoluta (PSC, ERC, ICV + CiU, oposición), que tenía como pilar central el conocido Concierto Económico (administrar nuestros impuestos desde Catalunya). Además de otras aportaciones adicionales que el gobierno español prometió pagar, así como también prometió no recortar nada del Estatut. Pero lo recortaron todo, tanto, que este Estatut, que tanto consenso tuvo en su día, ya no lo quiere nadie. Ahora, el gobierno español se niega a pagar lo que nos debe según el pacto fiscal del 2009, y se niega a pagar la adicional tercera del Estatut. Es decir, que no quiere pagar incluso lo que ha recortado.

    Peor aún es cuando todo ésto se hace con miradas por encima del hombro, sólo porque el Estado español tiene el derecho de conquista desde 1714 y ahora nos quieren sometidos sin poder decir ni “mu”. En mi opinión, las urnas (la democracia) debe poder reparar las fronteras que se levantaron con las guerras. Yo soy catalán, y me considero muy independentista (o separatista, como dirían algunos), pero antes que todo eso soy demócrata, y creo en la libertad de los pueblos, tal y como ocurre en muchas partes del mundo y que se puede observar si se viaja un poco.

    Y lo peor de todo no es todo este dinero que se va y no vuelve en forma de inversión, servicios sociales, ni nada que se le parezca; lo peor de todo es que cuando un magnate quiere montar una empresa siempre le convencen de que en Catalunya, no. El Corredor Mediterráneo, por ejemplo, sería un puente perfecto para el transporte de mercancías entre el Estado español y el resto de la UE, pasando por el Mediterráneo, uniendo puertos (Barcelona, Tarragona, Valencia, Murcia, Gibraltar) con una potente vía de tren hasta París, Berlín… Y muchas otras cosas.

    Por eso quise comentar: me pareció “un poco” desafortunado que dijeras eso de «culpar a España» cuando el panorama que estamos sufriendo es agotador.

    Y dejando de lado el tema económico, es sabido por activa y por pasiva, desde antaño, que el Estado español pone problemas a todo lo que hacemos vascos y catalanes, a unos los tratan de terroristas en general, a otros nos tratan de separatistas (como si fuera algo malo), de tacaños (les hacen creer que somos nosotros los que no queremos pagar, es de risa) y de poco españoles, cuando hay muchos catalanes que se sienten también españoles, y no por eso dejarán de luchar por sus bienes materiales. Es normal que quieran pitar un himno español. Luego se quejan de que estos “pitos” son mezclar fútbol y política. ¿Y qué es, sino, poner el himno español en un partido de fútbol?

    Un saludo.

    • Hola Gerardo, lo primero, gracias por exponer tu punto de vista.

      Yo no creo que sea un problema de España y del pueblo español, sino de los gobernantes. Tenemos unos gobernantes corruptos, que nos han esquilmado y que han pensando que lo público era suyo. Hace no mucho leí un informe (una pena que no guardara el link) que hablaba de cómo las cifras que muestra CIU y otros partidos catalanistas para reclamar el déficit no son reales. Mostraba cómo se manipula y tergiversa las cifras y el reparto de impuestos. ¿Es cierto? no lo sé (porque al igual que creo que CIU y demás partidos pueden manipular las cifras, también me creería que “españolistas” lo hicieran) pero lo que sí creo es que que muchas de las cuentas que dicen que vienen para el resto de españa, van para los bolsillos de unos pocos y que si realmente tuviéramos políticos que pensaran en el bien común y no en “asegurarse” el suyo propio, la realidad sería diferente (ejemplo de un vídeo que una amiga barcelonina me pidió que ayudara a difundir: http://www.scoop.it/t/denuncias/p/1418688970/video-haciendose-rico-a-costa-de-la-sanidad-publica).

      Es cierto que hay un “falso” patriotismo español que critica sin conocer y tan dañino como el que más pero la gran mayoría de españoles estamos ahí cuando nos habéis llamado, en huelgas, solidaridad o en lo que sea. En las redes hemos estado clamando por lo que estaba sucediendo en Barcelona. Por todo ello me parece injusto que generalices y confundas gobernantes y élites (que para mí gusto, una gran mayoría, son iguales) y un puñado de radicales españolistas con el resto de ciudadanos de a pié y, al igual que a ti te dolería que pitarán si sonara Els Segadors, a mí me duele que piten mi himno.

      El panorama de todos es agotador, no sólo el de Catalunya. Comprendo que te sientas independentista. Cada uno se siente como se siente; los sentimientos, sentimientos son pero no creo que yo – o cualquier ciudadano de a pié que vivamos en la península ibérica o en las islas- seamos los responsables de vuestros males (viví casi 3 años en Barcelona y algunos de mis mejores amigos se sienten catalanes independentistas y otros españoles). Todos tenemos estereotipos: andaluces vagos, leperos tontos, castellanos siesos y cerrados, madrileños provincianos y el de vascos no es el de terroristas, sino el de “duros de mollera” ….

      Todos hemos de trabajar para que esto cambie, hasta yo (si lees algunas de mis entradas anteriores lo comprobarás) clamo para que no me sigan esquilmando y te diría que juntos sería mucho más fácil conseguirlo.

      En relación al himno, es la Copa de España, normal que se ponga ¿no? … en Estados Unidos, en cada competición que se hace, al menos cuando yo estuve, sonaba el himno nacional (y hablo de competiciones entre colegios mayores!).

      Igual estoy equivocada pero deberíamos comenzar a ver las sinergias que entre todos podríamos conseguir y ver todo lo que nos une, que es mucho y, sinceramente creo que, precisamente la división es lo que conviene a quien desea mantener el “status-quo” de unos pocos. Ya dice el refrán, a río revuelto, ganancia de pescadores.

      Lo dicho, muchas gracias por dejar tu punto de vista.

      Saludos y buen fin de semana :)

      • Estoy de acuerdo en algunas cosas que respondes. Aunque no deja de parecerme raro que exista un informe que desmienta los números aportados por partidos catalanistas, cuando fue el mismo Estado quien reconoció el déficit fiscal de las comunidades autónomas de todo el Estado en una publicación oficial (institucional) del año 2005. Puedo asegurar que ciertos partidos de Catalunya han hecho presión en el Congreso para que estas balanzas fiscales se publiquen cada año, pero el gobierno español (el de turno, sea cual sea) no accede a tales peticiones. Me parece recordar que se habló de publicarlas cada 5 años, pero no sé si se hace o si quedó en una simple proposición.

        Los documentos de ‘Cafèambllet’ sobre apropiaciones indebidas del dinero público ya los conozco. De hecho, en estos documentos se afirma que CiU tiene montado un buen garito en la sanidad pública de Catalunya, desde donde extrae mucho dinero a través de empresas públicas relacionadas. Yo mismo he podido apreciar las mismas actitudes en donde ejercí de concejal comarcal el anterior mandato. Sin pruebas, sólo pudimos hacer presión política para conseguir los datos; estábamos en la oposición. E incluso, una vez que una concejala se atrevió a mencionar la palabra “ilegalidad” en una rueda de prensa, y ya nos amenazaron con denunciar por difamación. Juegan así y éste es su rol. Pero esto lo hacen a través de las instituciones locales, comarcales, y quizá incluso diputaciones; cosa que no tiene que ver con la LOFCA: la financiación del Estado sobre las comunidades autónomas.

        Sobre el panorama que tenemos unos y otros, no creo que se deba culpar a nadie en concreto. Es cuestión de hacer y dejar hacer, y de esperar que los gobernantes de turno sepan entender la realidad contextual política de cada región. Será la mejor forma de encontrar sinergías y, si cabe, de separarlas, per de una forma pacífica, democrática y elegante, acorde al siglo XXI. Es decir, yo estoy convencido que si Catalunya se separase, seríamos unos espléndidos vecinos, y Catalunya seguiría siendo tan plural como ahora. De hecho, me parece maravilloso que justo ahora que Catalunya es más plural que nunca -hay muchos inmigrantes de distintos orígenes- el independentismo haya crecido también.

        Los himnos seguro que se ponen en todas las naciones, es algo que va muy ligado a cualquier tipo de evento de ámbito nacional. Pero claro, hay unas circunstancias muy peculiares. Yo, sin embargo, no soy partidario de pitarlo; por mucho que no nos guste estaremos jugando el partido, y la afición de un club debe mostrar respeto. Ya queda poco para que empiece… :)

        Un saludo!

        • Buenas de nuevo, Gerard:

          Lo primero, enhorabuena por el partido. No soy futbolera pero siempre he admirado al barça por su capacidad de cohesión y jugar en equipo :)

          No lo sé Gerard, lo he intentado buscar y no lo he vuelto a encontrar, lo que sí te puedo asegurar es que leer, lo he leído.

          Vaya, eres político. Siento tener una imagen tan nefasta de los políticos en general, lo cual hace que sea una sorpresa agradable encontrarse con uno con quien se pueda dialogar, independientemente de que compartamos o no ideas. Quizás de ahi la manipulación y tergiversación que se hace de los números e información porque una gran mayoría es incapaz de dialogar desde el respeto a las ideas diferentes, de expresar las suyas sin atacar las del contrario y formular búsqueda de soluciones convergentes.

          100% de acuerdo con lo que comentas, aunque añadiría que muchas de esas realidades y multiculturalidad se comprenderían mejor si la cultura y la educación estuviera abierta a las diferentes realidades que conformamos el estado español (o España). Soy una convencida de que si además de inglés o cualquier otra lengua extranjera pudieran acercarse en el colegio a las diferentes tradiciones culturales y lingüísticas que convivimos en la península y en las islas, nos llevaríamos bastante mejor y habría bastante más admiración y reconocimiento de la valía de todos.

          jjj yo también estoy convencida de que nos llevaríamos bien, aunque a algunos les pesara y aunque me diera pena (al igual que tu sentimiento es independentista, el mío es de unión).

          Es cierto que las circunstancias son muy peculiares pero ¿por qué no hacerlas inclusivas? quiero decir ¿por qué no pedir que para la próxima vez suenen los 3 himnos?

          En fin. De todas formas sigo pensando que conseguiríamos mucho más (frente a la corrupción y al totalitarismo imperante) si nos uniéramos, al menos, hasta que cambiemos la ley electoral y salgamos de la crisis.

          Espero que disfrutaras del partido.

          Saludos y buen fin de semana :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s