Ser #Mujer a los 50

Hoy es 8 de Marzo, el día de la mujer. Me hace gracia, como si el resto de los días fuéramos invisibles … pero es cierto que, como cualquier colectivo que no sea heterodoxo (y heterosexual), blanco y nacido y educado para ser “élite”, ser mujer, de momento, está penalizado:

Se nos penaliza en el trabajo por nuestra genetica (y al mismo tiempo nos piden que tengamos hijos – por aquello de la supervivencia de la especie).

Nos penalizamos nosotras mismas en casa, exigiéndo a nuestras hijas lo que no exigimos a nuestros hijos.

Nos penalizan “victimizándonos”, en vez de educarnos para controlar nuestra vida.

Y eso que, hoy en día, gracias a Dios, poco tiene que ver a cuando yo era joven pero, aún así, hemos de seguir “avanzando” como sociedad y como genero hasta alcanzar la equidad, que no igualdad. Soy mujer, soy diferente a los hombres (por lo que sea, por educación, por “especialización” del género, ….) y me gusta ser mujer.

No cambiaría de “genero” por nada del mundo. Ser mujer me permite libertad de expresar sentimientos, de ser “cursi”, de desarrollar diferentes facetas que parece que a los hombres está vedado o, de momento, mal visto.

Cada edad tiene algo mágico y aunque hoy en día, parece que lo mágico se ha quedado anclado en la juventud, en la tersura de la piel y en un tipo de cuerpo de medidas post-púberes o post-adolescentes, la verdad es que no volvería a años pasados por nada del mundo.

La juventud necesita de esa “belleza” estereotipada para atraer. La potencia de como cuando conducimos, 1ª y 2ª, mucha potencia y poca velocidad pero es cuando te vas transformando en 3ª, 4ª o 5ª, que realmente comienzas a disfrutar de ese sonido del motor, que te indica una velocidad de crucero uniforme y estable, y del viaje.

Me preguntan porqué no me tiño, ahora que mis primeras canas comienzan a salir y respondo, porque esas canas me recuerdan mi experiencia.

Me preguntan porque no me “botulizo” ante mis primeras arrugas de expresión y respondo, porque esas arrugas me recuerdan mis risas, mis cavilaciones y toda una vida de aventuras.

Ser mujer a los 50, me hace ser consciente de la evolución de la vida, de que nada es eterno y de que todo lo que sube baja. Me sirve para saber que estamos de paso en esta vida y que, si hay algo que quiero llevarme cuando “me vaya”, es el saber que he vivido con honor y dignidad.

Por ello, frente a la “bendita juventud”, yo exclamo, “bienvenida madurez” y frente a la igualdad, abogo por la equidad y el desarrollo de nuestra “feminidad”.

Lo dicho, ser mujer a los 50, un regalo y una oportunidad.

¡Feliz día de la mujer!

 

Anuncios

3 Respuestas a “Ser #Mujer a los 50

  1. Excelente reflexion como siempre y que suscribo al 100%. felicidades eneste dia y todos los dias.

    Me gusta

  2. Pingback: Feliz día de la mujer: Ser #Mujer a los 50 | Reflejos | Scoop.it·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s