Rompiendo mitos: el salario “sí” motiva

Hoy voy a ser “políticamente incorrecta” y voy a desmontar uno los grandes mitos, bajo mi punto de vista falacias, “motivacionales”, el de que el salario no motiva. El dinero sí motiva y más en el tipo de sociedad que hemos construído, con un futuro tan incierto.

En circunstancias normales el dinero es motivador hasta un cierto nivel, hasta que tenemos nuestras necesidades básicas y de seguridad (en el futuro) cubiertas. Mientras no tengamos estas necesidades cubiertas, carecer de dinero es una fuente de frustración, preocupaciones, mal clima y con incidencia directa en nuestra productividad, entendiendo por productividad la capacidad de optimizar tiempos en la tarea que realicemos:

  • ¿cómo eres más productivo …
    • con concentración o sin concentración?
    • con buen clima o con mal clima?
    • pensando bien o mal de la empresa?
  • ¿si mal-llegaras o mal-llegas a fin de mes para pagar facturas …
    • en qué te concentras más, en tus “preocupaciones” o en tus “ocupaciones”?
    • te puedes concentrar en tu trabajo?

Una vez que tenemos nuestras necesidades cubiertas, más un pequeño excedente para tiempo libre y ahorro, entonces sí, para la mayor parte de las personas, el dinero deja de ser motor y entran en juego toda otra serie de factores que nos “recompensan” mucho más pero estos factores, como pueden ser reconocer nuestro trabajo o un premio al mejor trabajador del mes, si mal-llego, no sólo no me motiva, sino que puede llegar a resultar contraproducente: si te encuentras o encontraras en esta situación ¿qué pensarías? ¿cómo te sientes? …. ¿le dirías a tu director que preferirías el cash al premio?

Hace unos meses a escuché a Daniel Pink en una conferencia TED, en la que dice que está “empíricamente” demostrado que puede llegar a “dañar” la creatividad y pone como ejemplo el que la Wikipedia se haya realizado entre miles de personas en colaboración y de manera altruista. Bajo mi punto de vista al Sr. Pink se le olvida o ignora un detalle y es que la wikipedia NO cobra por buscar información. La wikipedia es una enciclopedia de todos para todos, cuestión relevante si se la compara con las empresas ¿hubiera llegado hasta dónde ha llegado si cobrara por buscar información en ella? ¿hubieran colaborado todas las personas que lo han hecho y lo hacen?

Si hemos de ser empíricos, seamoslo, primero, con nosotros mismos. Yo, a todos aquellos que siguen esta teoría, les preguntaría:

  • ¿cuánto cobras?
  • ¿cómo te sentirías siendo mileuristas o cobrando el salario mínimo interprofesional?
  • ¿te motivaría trabajar por 645€ al mes?
  • ¿qué desarrollarías, la creatividad o la picaresca?
  • si el dinero no motiva ¿por qué alta dirección, millonarios y banqueros se ponen los salarios que se ponen?

—————> Inciso …. En qué estaría yo pensando para que estos dos párrafos se me escaparan aquí?

Asimismo me dicen que es “simplista” decir que el consumo privado tiene que ver con el estancamiento de la economía y de la crisis, ante lo que me asaltan varias preguntas:

      • ¿por qué George Bush cuando pasó el 11S, llamó al “patriotismo consumista” para no entrar en recesión?
      • ¿cuándo te gastas y compras más, cuando mal-llegas a fin de mes o cuando “bien-llegas”?
      • ¿quiénes son los compradores de nuestros productos y/o servicios?
      • ¿dónde trabajan?

También hace tiempo, hablando sobre el tema con un consultor de ventas que trabaja para grandes marcas del sector automóvil, me comentaba que en España tenemos uno de los ratios de compra de coches más bajos de Europa. En concreto él se refería a la casa Mercedes, ante lo cual le pregunté ¿cuál es la diferencia salarial? respuesta … en concreto con Alemania, casi la mitad ….  ¿y los precios? …. prácticamente los mismos

—————>

Dicen que España somos un país de pícaros y yo digo que somos un país de creativos málpagados, que nos tenemos que buscar la vida para llegar a fin de mes.

Anuncios

7 Respuestas a “Rompiendo mitos: el salario “sí” motiva

  1. Estimada Mercedes, en la esencia suscribo tu reflexión en el contexto de nuestro entorno, pero depende.

    Mi experiencia vital me indica que hay de todo. Por ejemplo; hay personas, (entre las que me encuentro), que su mayor motivación es el bien común de los demás por encima del dinero. Pero hay más, el entorno social y la idiosincrasia de cada país con su cultura prevalecen ciertas preferencias.

    Ciertamente la cultura dominante del sistema hace parecer que el dinero sea el tótem. Sin ir más lejos en el entorno rural, me parece muy difusa que la principal motivación de las gentes sea el dinero, a diferencia de la vida en las medianas y grandes urbes, pero también con sus diferencias según que personas.

    Posiblemente muchas o la mayoría de las cosas buenas del progreso que disfrutamos, sean a consecuencia de la motivación por el dinero, pero bien cierto es, que hay muchas otras cosas buenas que tenemos gracias a que la motivación de muchas personas haya sido la entrega por los demás.

    Curiosamente, casi todo lo malo de cuanto tenemos es a consecuencia de la motivación por el dinero, incluida la grave crisis que estamos padeciendo.

    En todo caso mi pensar es, que la gran motivación del ser humano no está visible, quiero decir, que tengo la sensación que es ciega y que no se nos muestra, pues he conocido a muchas personas con gran fortuna de dinero y bienes que sentían una gran frustración de la vida y vivían en cierto aislamiento, disfrazado con una aparente vida social por aparentar felicidad que era tal.

    Seguiremos.. el tema que propones es interesante…

    Un gran abrazo y mil @}–}–}—

    Juan Bernardo Montejb

    • mmmm Juan Bernardo … me extraña tu respuesta, más pareciera al título que a la entrada en sí, estoy hablando de trabajadores de empresa, de personas que mal-llegan a fin de mes, de trabajos “nimileuristas”….

      Otro abrazo de vuelta,
      Mercedes

      • En mi pensar, el salario sea el que sea, solo es un aspecto en las relaciones sociales de empresa y colaborador, independiente del nivel de necesidades, obligaciones contraídas, además de la visión de seguridad, grado de certidumbre y demás. Sea como fuere, unos por tanto y otros por tan poco, no me cuadran las motivaciones dinerarias. Seguro que es otra cosa.

        Seguimos… voy a rumiar los acontecimientos del día que temprano tendré que hacer la digestión :)

        • Pues ahí, claramente diferimos. No, es un aspecto de sobrevivir, pagar facturas, comer …. No hablo del dinero, sino de las necesidades que cubre y, en la gran mayoría de las personas, en esta sociedad y contexto, mientras éstas no estén cubiertas, el dinero se convierte en un gran desmotivador, no por el dinero en sí, sino por lo que implica: preocupaciones de mal-llegar a fin de mes (o directamente no llegar), falta de reconocimiento, etc.

      • Veamos si aclaro y puntualizo. Por supuesto no estoy de acuerdo con los salarios de miseria y el SMI que no cubre ni el coste para sobrevivir dignamente cualquier persona. Por supuesto tampoco estoy para nada de acuerdo con que nadie obtenga ingresos más allá de 100 veces el mínimo razonable y equitativo. Desde esta premisa, una vez superado el aspecto monetario de las servidumbres de consumo y comodidades legítimas, no estoy seguro que el dinero sea la motivación esencial para relacionarnos o establecer una relación profesional la que sea. Puedo garantizarte que en mi caso, voy a decir casi nunca, no ha sido y conozco a muchas personas que tampoco. Es más, conozco algunas personas que han sido capaces de renunciar a muchas comodidades legítimas pasando a vivir muy modestamente con tal de ser en lugar de poseer, librándose de multitud de servidumbres falsas que nadie impone. Naturalmente según en qué ámbitos sociales uno se desenvuelva, el dinero no solo sí importa, sino que es lo único que importa al precio que sea… Espero esta aclaración pueda servir de hilo conductor para que encontremos lo que nos aúna, rectificando yo mismo en lo que pueda estar en un error…

        • Ahí sí, estamos plenamente de acuerdo. Tal y como digo en la entrada:

          “… En circunstancias normales el dinero es motivador hasta un cierto nivel, hasta que tenemos nuestras necesidades básicas y de seguridad (en el futuro) cubiertas. Mientras no tengamos estas necesidades cubiertas, carecer de dinero es una fuente de frustración, preocupaciones …

          Una vez que tenemos nuestras necesidades cubiertas, más un pequeño excedente para tiempo libre y ahorro, entonces sí, para la mayor parte de las personas, el dinero deja de ser motor y entran en juego toda otra serie de factores que nos “recompensan” mucho más …”

          Y sí, a ciertos niveles, como bien dices, el dinero motiva pero, bajo mi punto de vista, es por carencia o por compensación de otros factores como puedan ser cariño, respeto …. a mayor carencia de estima, mayor necesidad de compensarlo con bienes materiales (e innecesarios).

          Un abrazo :)

          Opsss y gracias por profundizar en el tema. Creo que ha sido un diálogo muy interesante :)

      • En verdad al ver ti primer mmmm, me he pellizcado y me he dicho; ¡¡algo no va bien!! He cometido el error de no ofrecer mi aclaración y matización, dando por supuesto, sabido y aceptado el sentido del título y tu entrada. No está demás añadir que mi intención era intentar aproximarnos al fondo del asunto como sugerencia o incitación que he entendido del texto. Posiblemente me he excedido en mi pretensión por intercambiar reflexiones más profundas. Mis sinceras disculpas.

        Un abrazo y mil @}–}–}—–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s