Cuestión de educación

Hay dos tipos de personas, aquellas que dejan los lugares peores que cuando los encuentran y aquellas que los dejan igual o mejor.

Las primeras, por mi experiencia, se caracterizan por una mala educación:

  1. Cortoplacismo: nadie les ha enseñado el valor de la superación, por lo que su necesidad de satisfacción es inmediata
  2. Área ciega hiperdesarrollada (Johari), por lo que muestran una escasa o nula capacidad de ver la relación entre sus acciones y sus impactos
  3. Baja o nula capacidad de empatía, debido a una endogamia cultural e ideológica, por lo que carecen de amplitud y profundidad de miras y perspectivas y de la capacidad de ponerse en situaciones ajenas
  4. Baja autoimagen, autoestima y confianza en sí mismos, por lo que evitan el feedback y procuran rodearse de personas que les digan lo que quieren oir
  5. Desordenados, irresponsables e incoherentes; nadie les ha enseñado a recoger lo que desordenan ni les han enseñado el valor de la responsabilidad. Exigen a otros lo que ellos son poco capaces de practicar o de hacer por sí mismos
  6. Falta de reconocimiento y autoreconocimiento, lo que les lleva a ponerse medallas propias y ajenas

Las segundas, por mi experiencia, se caracterizan por una buena educación basada en la responsabilidad y conciencia de sí y del entorno:

  1. Visión de futuro: han sido educadas en la cultura del esfuerzo y la superación. Han aprendido a valorar el trayecto y las diferentes fases de un proyecto
  2. Transparencia: su discurso es el mismo, sea a la luz de taquígrafos o no. Han aprendido a expresar su pensamiento con el máximo respeto para sí y su interlocutor
  3. Amplitud de miras y perspectivas: lo que les dota de capacidad de empatía y comprensión de comportamientos ajenos
  4. Autoestima y confianza en sí  mismos: lo que les lleva a rodearse de personas con diversidad de opiniones y a preguntarles de forma activa
  5. Ordenados, responsables y coherentes entre lo que predican, exigen y practican
  6. Saben del valor del equipo y del reconocimiento

En la calle y en su trato de los bienes públicos es donde mejor podemos identificarlas y ver las diferencias entre unas de otras:

Las primeras, en el caso de fumadores, por ejemplo, puedes ver cómo tiran las colillas al suelo, las segundas guardan la colilla hasta encontrar un cenicero o una papelera.

Las primeras, en caso de tener hijos, dejan que estos tiren los envoltorios de las chucherías a la acera, las segundas se lo hacen recoger y tirar en la papelera.

Las primeras se excusan diciendo que dan trabajo a quienes limpian jardines o calles, las segundas enseñan el valor del cuidado de lo público y de lo ajeno.

La educación en nuestra infancia ayuda, a partir de cierta edad, es una decisión personal desarrollar y poner en marcha comportamientos que muestren nuestra educación.

¿Y tú? ¿qué tipo de comportamientos pones en práctica?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s