Extremismos, ceguera y crisis

Leo la prensa, los extremismos que se han disparado, las descalificaciones y la situación en la que nos encontramos y me pregunto ¿cómo pueden ser tan ciegos y necios?

Izquierda y derecha repitiendo los mismos patrones de comportamiento que en el pasado nos llevaron a las diferentes revoluciones de la historia, una guerra civil en España, dos guerras mundiales y las actuales guerras dispersas por el mundo.

La derecha y la patronal, soberbias y ciegas a su propio malhacer. Ciegos ante la evidencia de que el neoliberalismo sólo ha empobrecido a la población de la cuál dependen para el trabajo y para que los “mercados” sigan funcionando.

¿Quiénes somos los COMPRADORES?

Si sólo compraran las “élites” ¿qué pasaría de los mercados, con la tributación, con …. ?

La izquierda, xenófoba y racista hacia la derecha. Sus ideas se diluyen en el odio y rencor que destila su discurso y la incoherencia de que cuando llegan al poder, actúan de la misma forma totalistarista, cruel y corrupta que critican.

La izquierda tiene parte de las ideas que nos podrían sacar de la situación en la que nos encontramos, la derecha, los medios para llevarlo a cabo y las dos enzarzadas en su lucha y sin unir fuerzas ante una situación crítica, que nos puede llevar a un colapso económico de envergadura mundial.

… y la bolsa que se va desinflando.

… y las agencias de rating, como chacales miopes, acelerando la debacle.

… y China, “poniendo sus barbas a remojar” …

Y todos ellos ciegos ante 3 hechos que cambiándolos, podrían reinvertir la espiral en la que nos encontramos y cambiar el curso de la historia:

  1. Economía de guerra y dolo, que conlleva guerras y dolo para sostenerse.
  2. Economía de consumo “material”, de crecimiento insostenible e innecesario.
  3. Sistema de monetario, basado en la deuda y que será el que, a la postre, hará saltar la economía mundial.
Anuncios

5 Respuestas a “Extremismos, ceguera y crisis

  1. Pingback: ¡Me lo expliquen, por favor! (2) « El armario·

  2. apreciada Mercedes, lo esencial somos los seres humanos, a partir de esta premisa, Solo tendrán éxito, quienes sepan interpretar y concentrar el objetivo esencial y el esfuerzo, sin dispersión, despertando y activando el interruptor emocional de la inteligencia y colaboración solidaria colectiva.

    Un gran abrazo,

  3. La inercia diaria por vivir, apenas deja espacio para que los ciudadanos silenciosos puedan actuar ante la dictadura Económica Financiera, por no disponer de información ni conocimiento, sobre los procedimientos y mecanismos con los que se ejerce la esclavitud e injusticias Económico Sociales que se cometen en el mundo. Sobre esa escandalosa similitud histórica y concurrencia: La inacción colectiva sigue miméticamente sin reaccionar adormecida por las condiciones falsamente estables y confortables del consumismo. Además de la creencia general, por cesión de responsabilidades en los gobernantes y dirigentes, en que resolverán los problemas de cualquier forma.

    Cada manifestación y protesta social tiene sus razones y, en cada localización se está sufriendo de manera diferente las consecuencias, aunque en lo esencial, esta crisis marcará un antes y un después, en todo cuanto es común a todos los seres humanos. Solo tendrán más éxito, quienes sepan interpretar y concentrar el objetivo y el esfuerzo, despertando y activando el interruptor emocional de la inteligencia y colaboración solidaria colectiva.

    En definitiva, ¿quién es más culpable? ¿Los ciudadanos que no actúan para detener esta locura, o todos aquellos que hoy en día, pese a disponer de información puntual y un buen observatorio sobre la esclavitud e injusticias Económicas que se cometen en el mundo, no hacen nada para evitarlas? Una cosa son los ejecutores y colaboradores necesarios de la dictadura Económica, y otra, se entiende, la masa mimética silenciosa, dubitativa y desinformada colectivamente.

    • Buenos días Juan Benardo, como siempre muy acertadas tus reflexiones. Creo que la responsabilidad es de todos, aunque, también creo, que las de unos, mucho más que las de otros.

      Ahora bien ¿cuándo seremos capaces de aprender de la historia y ser conscientes que para que haya un verdadero cambio, hemos de actuar de forma diferente? Y lo digo por cómo son las manifestaciones, que tienen toda la razón, como por cómo actúan los políticos.

      En fin, mi querido amigo … el cambio será, sí o sí … la cuestión es cómo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s