Reflexiones sueltas sobre el cambio de paradigma

¿Cómo veo yo el cambio de paradigma? Creo que éste ya se está dando, aunque se encuentre en sus inicios y aún no sólo no se sienta, sino que nos encontramos en plena vivencia y sensación de caos y de crisis. Pero la realidad es que señales hay y tenemos la tecnología:

  • En cómo se está poniendo foco en la creatividad, innovación y apertura de la información
  • En el concepto que poco a poco se está materializando de la inteligencia colectiva.
  • En la “cocreación” y trabajos colaborativos que se están llevando a cabo en diferentes ámbitos: cómo se están comenzando a unir colectivos profesionales para dar soluciones integradas e integrales a situaciones específicas.
  • En la búsqueda de soluciones 360º y de consenso.
  • En la búsqueda de nuevas competencias, comunicación y estilo de dirección y liderazgo en las empresas.
  • etc.

Para acelerar y conseguir dicho cambio de paradigma, desde mi perspectiva, nos falta traducirlo a beneficios 360º o, lo que es lo mismo, para todas las partes implicadas:

  • Las élites
  • El pueblo
  • Las corporaciones
  • Las instituciones
  • La patronal
  • Los sindicatos
  • Los empresarios
  • Los trabajadores
  • etc.
  • y el resto de especies que constituimos la Tierra

El cambio de paradigma pasa por un cambio en nuestro patron de sentir, pensar y hablar/actuar: del ello y el yo al nosotros.

Pasa por cambiar nuestro concepto de juicio: pernicioso o beneficioso para uno mismo.

Pasa por aprender del pasado y desarrollar nuestra visión de futuro.

Pasa por el respeto absoluto a las creencias, gustos, etc. propios y ajenos.

En el momento en el que ese cambio interno se da, el cambio externo lo recoge y lo materializa, al cambiar la relación con el entorno. Este se irá vislumbrando a nivel global, según lo vayamos llevando a cabo a nivel individual.

¿Y tú, cómo lo ves?

—————-

Entradas relacionadas con el cambio de paradigma y el cambio de comportamientos lingüísticos, etc.:

Anuncios

5 Respuestas a “Reflexiones sueltas sobre el cambio de paradigma

  1. Pingback: La importancia de adecuarse a los nuevos paradigmas « El armario·

  2. Pingback: La importancia de adecuarse a los nuevos paradigmas –El blog profesional de @MyKLogica·

  3. Pingback: La importancia de adecuarse a los nuevos paradigmas –M&K Lógica·

  4. Pienso que las crisis entre otras cosas sirven para romper los “paradigmas” que muchas veces nos tragamos con suma facilidad de parte de ciertos Gurú, que nos llevan a situaciones de angustia.
    Sin embargo, el principal paradigma que debemos romper o reflexionar es tener un amplio sentido de autocrítica y mea culpa honrado y sin autoengaños.
    Por lo general las crisis que han sufrido las naciones al menos desde la últimas dos décadas del siglo XX y está que estamos viviendo, sin duda más allá de los vaivenes del precio del crudo, ésta se deben fundamentalmente por las conductas consumista de la sociedad.
    Por eso decía precedentemente, hay Gurús que nos pintan las maravillas del dinero plástico, del tener y no del ser; del aparentar y no de vivir.
    Este proceso se puede revertir, pues la verdad sea dicha, el mejor negocio de las instituciones financieras muestran inmensos números azules producto de sus captaciones de tarjetas de crédito.
    Algo similar pasa en el tema de los créditos de consumo vía no dinero plástico y los créditos hipotecarios, que a veces las capacidades de pago exceden nuestras reales posibilidades de cumplimiento o aceptamos condiciones no favorables para nuestros intereses.
    Da la idea que la sociedad no ha entendido que el poder lo tiene ella pues es mayoría y no los pequeños Grandes Grupos Económicos.
    Qué hacer???, simplemente mover el mercado hacia nuestros intereses y no dejarnos llevar como borregos.
    Ejemplo, miles de veces en el año, me llaman del banco para ofrecerme créditos o tarjeta pre aprobada y un cuánto hay de ofertas muy convenientes. La respuesta por espacio de 30 años o un poco más, ha sido siempre la misma. “No trabajo para los bancos, muchas gracias por su ofrecimiento, no necesito ese producto”.
    La conducta es muy simple. Qué pasaría si por ejemplo, aprovechando los medios tecnológicos que existen y habla Mercedes, la sociedad organizada, devolviera a los bancos y a las casas comerciales sus tarjetas de créditos y que vivamos con lo que ganamos ordenadamente, al menos por corto tiempo??? Yo creo que los bancos e instituciones financieras dejarían de cobrar altísimas comisiones, intereses y cuántos dineros se les ocurre cobrar a sus clientes.
    El dinero plástico es útil siempre y cuando se utilice adecuadamente, es decir, gastar lo que podemos pagar en el mes y no dejar nada para cuotas a plazos mayores a 30 días, o deudas a largo plazo.
    El poder del mercado, no se ha presentado como corresponde y es uno de los paradigmas a romper con disciplina. No actuar de esta forma, significa que seguiremos en crisis, culparemos a los gobiernos, pues es más fácil y de alguna manera acallan nuestras conciencias, pero jamás reconoceremos que mucha responsabilidad es nuestra.
    Nuestra, pues si miramos nuestros gastos mensuales, veremos que hay muchos pesos o euros destinados a a compras sin necesidad inmediata. Si miramos nuestros vestidores, veremos que hay ropa y zapatos en exceso, por puro consumismo sin razón. En fin la sociedad si puede mover el mercado y no los grupos económicos. Ellos sólo se aprovechan de nuestra “tontera”.
    Desde Chile, Fernando Rodríguez Guzmán. @FRodriguezG

    Me gusta

    • Hola Fernando, buenas noches y, como de costumbre muchas gracias por tu comentario. Una alegría y un lujo encontrármelo.

      Haces un análisis con el que estoy muy de acuerdo, la responsabilidad de cómo estamos es de todos, unos porque nos venden lo que nos quieren vender, el resto porque nos dejamos vender, hipnotizados ante el tener. La única diferencia que tengo es que yo lo veo como un proceso lógico evolutivo. Durante centenios la posibilidad de tener ha sido de una minoría y de pronto ha sido como una explosión en la que todos podíamos acceder a todo aquello que era exclusivo. El péndulo se ha ido de un extremo al otro. La posibilidad de elegir en libertad la da el ver que esos anhelos eran triviales y que hay algo que vale mucho más que es una vida basada en el ser.

      Creo que eso será una de las grandes consecuencias de la crisis, pues si bien es cierto que nunca como hasta ahora ha habido tanto consumismo, también es cierto que nunca como hasta ahora hay tanta conciencia de la insostenibilidad de ello y que el precio a pagar apenas merece la pena.

      Lo dicho, muchas gracias por tu comentario, siempre bienvenido.

      Un abrazo y mis mejores deseos :)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s