El niño que prohibió “patear a los pingüinos”

Un amigo me ha enviado el link a esta noticia. Me ha encantado. Espero que la disfrutéis (ojalá leyéramos más a menudo noticias de este estilo).

————————————————————-
Como dice el diario The Telegram, ésta es una historia sobre lo pequeño que es este planeta y lo maravilloso que puede llegar a ser cuando la gente está por la labor. En concreto es la historia de Colby Chipman, un niño autista de 7 años cuyo dibujo ha terminado en la Antártida gracias al sentido del humor de su familia y al buen rollo de los usuarios de Reddit.

La historia comienza en octubre del año pasado, cuando la madre de Colby golpeó accidentalmente con el pie un pingüino de juguete que el niño había dejado en el pasillo. Después de contemplar el atropello, Colby se fue a su habitación, cogió lápiz y papel y pintó un cartel que dejó pegado en la nevera con un claro mensaje: “Prohibido dar patadas a los pingüinos”.

El dibujo les hizo tanta gracia que se convirtió en una anécdota familiar contada una y otra vez. Al cabo de unas semanas, una tía del niño escaneó el dibujo y le hizo una camiseta para su cumpleaños. Poco después, a otro tío del chico se le ocurrió subir el dibujo a la red social Reddit y contar la historia en su blog (robotmonkeypants.com). Como sucede en muchas redes sociales, algunos usuarios dudaron de la historia y despotricaron sobre el dibujo, pero todo cambió cuando un investigador británico, que trabaja en la Antártida, decidió ir un paso más lejos: imprimió varios de los carteles de Colby y los colgó en diferentes lugares alrededor de la base, junto a pingüinos reales y las focas. Después hizo fotos de los carteles y las subió a Reddit, asegurando que ahora ésta era la política oficial en todo el territorio antártico: prohibidísimo patear a los pobre pingüinos.

Según relatan sus familiares, Colby se llevó una buena alegría cuando le contaron la historia de su cartel. Su historia se ha hecho tan popular que van a seguir vendiendo camisetas del pingüino en la web nokickingpenguins.org y donarán todos los fondos a la asociación nacional del autismo en EEUU. Mientras tanto, Colby sigue haciendo dibujos en su habitación, ajeno a todo el ruido. Por lo visto, ha dejado atrás el tema de los pingüinos y ahora pinta de colores los planetas.


Enlace: No kicking penguins (How one boy’s simple message is making its way around the planet).

Vía: Fogonazos, asombros diarios

Anuncios

6 Respuestas a “El niño que prohibió “patear a los pingüinos”

  1. Preciosa historia, ojalá hubiera más pequeños gestos así y no nos dedicáramos a patearnos unos a otros.

    Besos para las tres.

  2. Sí que es una historia maravillosa y un dibujo delicioso jejejeje.
    Desde luego, hay que ver hasta donde puede llegar un pequeño gesto.
    :0)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s