Hablando de Barack H. Obama, lobbies y película

Interneteando he leído, en diversos medios, sobre la decepción que se está extendiendo por el pueblo estadounidense y que, tras un año de Barack Obama al frente de su presidencia, aires republicanos están retornando a su congreso y, al amparo de la duda que estas noticias generan, están surgiéndo vídeos sobre que “es uno más corrompido por el poder” de alguna de las múltiples teorías conspirativas que corren por internet.

Yo reconozco que soy un tanto excéptica respecto a dichas teorías. No podrían ser tan necios. Lo están haciendo tan mal que es imposible que sea una “conspiración”. Quiero decir, una economía piramidal, hoy, es insostenible. Más que una conspiración, simplemente creo que estamos en plena evolución y que, al igual que en la prehistoria llegó el final de los dinosaurios dando paso a las aves (se extinguieron los que no aprendieron a volar), estamos a punto de la gran reconversión de las grandes corporaciones, por insostenibilidad.

Y, en relación a Obama, reconozco que es un hombre que me gusta. Lo veo luchando por sus convicciones y creo que es de los pocos políticos que tiene talla de estadista. Por ello confío en que, al igual que logró atravesar barreras con internet para  llegar hasta dónde ha llegado, sabrá comunicar a sus compatriotas qué está haciendo y para qué lo está haciendo, para que sean ellos, el pueblo directamente, quien avale las reformas que está emprendiendo y quiere emprender.

Si ya lo ha hecho una vez ¿por qué no repetir?

Para mí sería una sorpresa lo contrario y, con las perspectivas que tenemos, me gustaría tener razón, qué queréis que os diga.

Ojalá mi voz contara. Unirnos y comenzar a darle ánimos, porque tela, telita los lobbies con los que se enfrenta y, si Barack H. Obama gana, todos ganamos:

  • Medioambiente: ¿republicanos? ¿Barack H. Obama?
  • Paz: ¿republicanos? ¿Barack H. Obama?
  • Farmaceúticas –nos han metido un gol, tremendo

Sinceramente, me viene a la cabeza la película de Hércules luchando contra el dragón de las infinitas cabezas (farmaceúticas, petroleras, financieras, eras, eras ….) corta una y le salen cuarenta (a él y a todos, porque con esto de la globalización).

Por otra parte, casi preferiría que estuviéramos al final de la susodicha película (la escena del dragón es al principio) porque, de lo  malo malo, ya sólo nos quedaría el petardazo final y, de lo bueno bueno, es rápido (mis disculpas para los mitólogos, entre el argumento del mito y el de la película, en este caso, me quedo con el de la película, por las razones obvias).

Así que, desde Madrid lanzo una voz de apoyo:

¡BARACK, SÍ, PODEMOS!

(remember, YES, WE CAN)

Rosa roja

Anuncios

Una respuesta a “Hablando de Barack H. Obama, lobbies y película

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s